18 de abril de 2010

En resumen...

Leía lo poco que escribí en la última entrada de este blog, y me sorprende lo significativa que puede llegar a ser, dado todo lo que ha sucedido después de que la escribí.

En ese instante de mi vida estaba casada (aún lo estoy, legalmente) con un hombre que si bien no es mala persona, es de aquellos hombres absolutamente negligentes, que creen que una mujer es un adorno, para tener en casa, y siempre dispuesta a complacerlos. La noche en que escribí esa última entrada de blog, fue una de las últimas en que lo esperé, sin saber dónde estaba ni con quién. Sin lograr que me respondiera el teléfono.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado. Me separé, pretendo divorciarme en cuanto las leyes me lo permitan. Encontré un nuevo amor... un amor de esos de cuentos de hadas. Espero una beba... que ya pronto llegará a alegrar aún más mi vida. Y sí, creo que soy feliz!

De verdad , espero no estar equivocada  esta vez. Aunque mi corazón me dice que no lo estoy.

Saludos

2 Opiniones:

Palacios dijo...

todo cambio siempre decanta en alguna cosa mejor(eso es lo que nos quieren hacer creer), pero si a ti te resultó,bieeennn...
me imagino que debe de ser mas que duro tener que esperar a alguien que no llega y peor cuando es tu marido, pero lo ma importante es que te hallas reencontrado a ti misma y que apenas veas ese tipo de accion lo cortes de raiz, no se puede construir roma en un día, pero si se puede quemar.
suerte.

Alvaro dijo...

Mi corazón tamben me dice que no estoy equivocado...